Asia Pacífico resalta la necesidad de reactivar la integración económica tras el COVID-19

0
9
Países del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC)

El Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC por sus siglas en inglés) manifestó que ahora es el mejor momento para reanudar el trabajo sobre la integración regional y aportar nueva energía a la perspectiva a largo plazo.

 La Unidad de Apoyo a las Políticas de APEC hizo una declaración en un nuevo informe de políticas titulado “Lecciones de la pandemia de COVID-19: una agenda renovada para el Área de Libre Comercio de Asia-Pacífico”.

«La pandemia del COVID-19 y sus secuelas han enfatizado la importancia de la integración económica regional», sostuvo al director de la Unidad de Apoyo de Políticas de APEC, Denis Hew. 

El especialista consideró que «Los formuladores de políticas de APEC deben abordar los problemas y desafíos emergentes relacionados con el comercio para lograr una integración económica regional más profunda».

En vista a ello, el analista senior de la Unidad de Apoyo de Políticas de APEC, Carlos Kuriyama, quien también es el autor del informe, manifestó que no es suficiente que los gobiernos tomen medidas decisivas a nivel nacional cuando el mundo enfrenta una pandemia.

La colaboración internacional tiene que ser parte de la solución”, enfatizó. «Es más, cualquier esquema de integración regional, incluidos los acuerdos de libre comercio y/o regionales, podría ayudar a superar los desafíos relacionados con la pandemia», agregó Kuriyama.

El informe identifica seis desafíos principales que afectan al comercio y se consideran críticos. A saber:

  1. Interrupción en el acceso a bienes esenciales
  2. Interrupción en el comercio de servicios
  3. Dificultades en la logística de la cadena de suministro
  4. Transformación digital
  5. Transparencia
  6. Cuellos de botella regulatorios que afectan el comercio de bienes esenciales.

Si bien algunas de estas interrupciones fueron mucho más graves durante la primera etapa de la pandemia, los desafíos persisten. Por ejemplo, algunas de las restricciones a la exportación de bienes esenciales todavía están vigentes, el comercio de servicios aún no se ha recuperado a los niveles previos a la pandemia y las restricciones de datos transfronterizos han aumentado a nivel mundial.

«Por lo tanto, existe una necesidad de resolver los cuellos de botella en la logística de la cadena de suministro. Los retrasos en la llegada de los buques han aumentado casi un 50 % desde que comenzó la pandemia y las tarifas de flete para contenedores de 40 pies de largo se han disparado más del 600 %», dijo Kuriyama.

APEC podría tomar en cuenta esos desafíos e incorporar nuevos temas relacionados con el comercio de bienes, servicios, facilitación del comercio y temas digitales, entre otros, al programa de trabajo del Área de Libre Comercio de Asia-Pacífico, señaló el documento.

 Así, las economías miembros de APEC podrían unirse y comprometerse colectivamente a no implementar restricciones a la exportación de bienes esenciales y garantizar su disponibilidad para la compra comercial, sugirió Kuriyama. Por otro lado, podrían garantizar los servicios para que los aeropuertos, puertos, aduanas e instalaciones fronterizas permanezcan operativos durante las pandemias.

«También existe la necesidad de que las economías de APEC faciliten el movimiento de trabajadores esenciales, incluidas las tripulaciones aéreas y la gente de mar a través de las fronteras», dijo el experto. «La cooperación fronteriza y la asistencia técnica deben fortalecerse mediante la adaptación de tecnologías modernas y procedimientos sin papel», agregó en relación a la logística.

Respecto a la digitalización, el autor señaló que se necesitan normas comerciales modernas para la privacidad de los datos, la localización de los datos, los flujos de datos transfronterizos y el comercio electrónico, como tambien para la protección del consumidor, los pagos electrónicos y las firmas electrónicas, entre otros, que permitan fomentar la economía digital.

 “Si bien la pandemia ha acelerado los cambios estructurales en la economía, APEC está en condiciones de influir en la agenda comercial mundial”, sostuvo Kuriyama.  La región del Asia Pacífico fomenta la resiliencia de las economías mediante la realización de iniciativas colectivas, incluidas actividades de desarrollo de capacidades en áreas de creciente interés, de acuerdo a sus palabras.

“Debemos aprovechar este impulso para lograr un futuro más inclusivo y sostenible», concluyó.

El APEC está compuesto por 21 economías del Asia-Pacífico, entre las que figuran Australia, Brunei, Canadá, Chile, China, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, Corea del Sur, Taipéi, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam. (Informe de Política «Lecciones de la pandemia de COVID-19: una agenda renovada para el Área de Libre Comercio de Asia-Pacífico”)