UNCTAD: los acuerdos comerciales regionales pueden mejorar el acceso a productos médicos en las crisis

0
137
La UNCTAD destaca la necesidad de mantener abiertos los canales comerciales de los productos médicos esenciales para apoyar la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del virus, como medicamentos, suministros médicos y equipo de protección personal.

La urgencia y la dependencia de las importaciones de productos médicos en muchos países muestran la necesidad de simplificar y agilizar los procedimientos aduaneros y los reglamentos técnicos durante tiempos de crisis como la pandemia de COVID-19. Esto requiere enfoques innovadores para salvar la divergencia de prácticas normativas e incrementar la “cooperación regulatoria” entre países. Al respecto, un estudio de la  Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por su sigla en inglés) muestra cómo se puede mejorar el acceso a esos productos mediante acuerdos comerciales regionales (ACR).

Específicamente, la UNCTAD, en la investigación titulada Mejorar el acceso a los productos médicos a través del comercio: ¿Qué pueden hacer los acuerdos comerciales regionales en tiempos de crisis?, señala que “las disposiciones sobre cooperación regulatoria en los ACR pueden ayudar a los países a responder rápidamente a emergencias médicas, simplificando las cargas innecesarias que plantean los reglamentos técnicos”.

La cooperación regulatoria es un medio para “reducir los costos comerciales, en particular mediante la disminución de los altos valores de información y la reducción del largo proceso de evaluación de la conformidad, ello sin socavar objetivos de política como la protección de la salud, la seguridad y el medio ambiente”, sostiene el estudio.

Esta colaboración brinda a los países la oportunidad de minimizar el impacto negativo de las medidas regulatorias nacionales en el comercio, particularmente en tiempos de emergencia. Logra reducir los costos comerciales en más de un 25%, según estimaciones de la UNCTAD.

La cooperación regulatoria puede plasmarse a través de múltiples acciones, como mejorar el intercambio de información y la creación de un comité conjunto para implementar medidas sanitarias y fitosanitarias y barreras técnicas al comercio.

También implicaría alinearse con los estándares internacionales y tratarlos como equivalentes, entre otros.

El papel de los Acuerdos Comerciales Regionales

A continuación, el estudio de la UNCTAD proporciona una evaluación del modo en que puede lograrse esa cooperación regulatoria a través de ACR.

A este  respecto, llama la atención sobre los tres enfoques comunes en los ACR, que son el  reconocimiento mutuo, la equivalencia y la armonización.

Para ello, la investigación está basada en una revisión sistemática de 107 ACR en vigor y un examen de los esfuerzos de nueve países (Brasil, Canadá, Kenia, Kuwait, Unión Europea, Namibia, Suiza, Uganda y Estados Unidos) para reducir la divergencia regulatoria a fin de facilitar el comercio de productos médicos durante la pandemia, y propone un debate sobre la necesidad de disposiciones de emergencia en futuros ACR.

Según la UNCTAD, una gran proporción de los ACR existentes presentan disposiciones para el reconocimiento mutuo, la equivalencia y/o la armonización con respecto a las normas internacionales o de las otras partes, incluidos los procedimientos de evaluación de la conformidad, ya sean obligatorios o voluntarios.

En ese sentido, el estudio agrega que los ACR son una buena plataforma sobre la que construir. Sin embargo, aclara que “muchas de estas disposiciones están redactadas de forma vaga”. También carecen de aquellas que promuevan la cooperación regulatoria, particularmente para productos médicos o situaciones “específicas de emergencia”.

Esfuerzos de armonización de normas

Entre los resultados de la investigación, la UNCTAD considera que varios de los países  analizados buscaron la equivalencia y armonización de normas y procedimientos de evaluación de la conformidad para facilitar el comercio de productos médicos específicos. Aunque tales acciones trajeron cambios solo a los países que las impusieron, redujeron la divergencia regulatoria, beneficiando no solo a ellos mismos sino también a sus socios comerciales.

Además, se aplicó temporalmente la equivalencia de normas y evaluación de la conformidad junto con otras medidas complementarias. Los países no buscaron concluir un nuevo esquema de reconocimiento mutuo a pesar de que los acuerdos existentes de esta clase (ARM) habrían contribuido a abordar parcialmente el problema.

Criterios para incorporar disposiciones de emergencia

El estudio de la UNCTAD esboza los «criterios» para incorporar disposiciones de emergencia en los ACR, que incluyen:

  • Definir claramente una situación de «emergencia de salud pública» o una «escasez» de bienes esenciales.
  • Clasificar, a nivel de línea arancelaria, bienes «esenciales» que podrían ser críticos durante una emergencia.
  • Acordar la adopción temporal de normas internacionales como base para la cooperación regulatoria.

También propone seis “disposiciones modelo” que pueden ser un punto de partida para los negociadores de ACR y servir como base formal para avanzar en la cooperación regulatoria, al tiempo que hacer buen uso de los mecanismos y posibilidades disponibles.