Más seguridad y digitalización en aduanas para mitigar impacto de Covid-19

0
287
Participantes del seminario virtual «Situación y Contención COVID-19, Medidas de Bioseguridad y Buenas Prácticas»,28 de octubre de 2020.

Durante los últimos meses, las aduanas de los países de América Latina y el Caribe han tenido que enfrentar la pandemia del COVID-19. A raíz de ello, desarrollaron medidas de seguridad y digitalización para mitigar su impacto y mantener operativo el comercio exterior en la región.

Esta experiencia transformadora fue debatida este miércoles (28.10.2020)  en el seminario virtual «Situación y Contención COVID-19, Medidas de Bioseguridad y Buenas Prácticas», organizado por la Vicepresidencia Regional de la Organización Mundial de Aduanas (OMA) para las Américas y el Caribe.

“El Covid-19 ha afectado a nuestros países. Es importante resaltar el rol del comercio exterior en este momento.  Las aduanas tenemos el reto de garantizar la integridad de los funcionarios, quienes están en la primera línea velando por la seguridad de la cadena logística internacional. Por ello, resalto el liderazgo que ha tenido la OMA, ya que nos ha aportado sus lineamientos, que nos ayudan a las aduanas a implementar nuestras acciones y estrategias en esta situación. También ha generado los espacios para que podamos compartir buenas prácticas”, indicó Werner Ovalle, Intendente de Aduanas SAT Guatemala  y Vicepresidente Regional de la OMA, en la apertura.

El funcionario, con amplia experiencia en materia de integración centroamericana, resaltó la colaboración entre aduanas, el rol del privado y la gestión coordinada de fronteras, indispensables en esta emergencia. Y alentó a “exponer los esfuerzos como ejemplo de nuestro compromiso a seguir trabajando en una región digital y a generar acciones que nos integren más, para demostrar a otras regiones que las Américas están en condiciones de atender esta emergencia”.

El nuevo rol de las Aduanas

En la misma línea, Ricardo Treviño Chapa, Secretario General Adjunto de la OMA, se explayó sobre “el nuevo rol de las Aduanas ante la pandemia del COVID-19” y  el trabajo que se ha desarrollado durante el 2020, todo dentro de un contexto inédito mundial y de la región.

Treviño señaló que “la comunicación y el intercambio de información son factores indispensables para que las aduanas puedan mitigar el impacto que el COVID-19 ha generado a nivel regional”.   Además expresó que las aduanas, en su nuevo rol, deben estar preparadas y vigilantes para la situación de crisis y emergencia, trabajar más en la simplificación de procesos aduaneros, la digitalización y la transparencia de riesgo.

“Sin una coordinación global hubiera sido difícil mitigar el impacto de la pandemia. Después de esto, la cooperación internacional y el multilateralismo saldrán fortalecidos”, enfatizó el Secretario General Adjunto de la OMA desde Ginebra.

Medidas de bioseguridad en la región

Dentro de los temas tratados, cuatro países expusieron las experiencias que han tenido durante estos meses de pandemia y las medidas de  bioseguridad que han adoptado para facilitar el comercio exterior en la región.

México

Teresa Zermeño, Administradora Central de Investigación Aduanera de SAT de México, destacó que el servicio aduanero fortaleció la automatización y digitalización, con el objetivo de resguardar la salud de los oficiales aduaneros y de los usuarios. Detalló las medidas y protocolos de operación para el personal aduanero y del comercio exterior: la reducción de exposición del personal administrativo y operativo, suspensión de plazos por parte de las autoridades competentes en materia de permisos, emisión de lineamientos para el regreso a la nueva normalidad en SAT y priorización del despacho aduanero a través del uso de herramientas tecnológicas como el proyecto PITA, el fortalecimiento de la ventanilla única de comercio exterior y el pago electrónico.

El Salvador

En tanto, la Directora General de Aduanas de El Salvador, Samadhy Martínez, señaló que se activaron los protocolos de bioseguridad en puntos fronterizos y resaltó la coordinación con las aduanas homólogas de Guatemala y Honduras, lo que permitió que el flujo de bienes no se detuviese. Así, destacó el establecimiento de los  lineamientos aprobados por COMIECO y COMISCA aplicados a los transportes, además de la intervención coordinada de instituciones en frontera.

Antigua y Barbuda

Para hablar de la situación en Antigua y Barbuda, tomó la palabra Raju Boddu, Director de Aduanas.  Remarcó la implementación de mejores prácticas para asegurar la salud de los recursos humanos de aduanas, la reestructuración orgánica temporal, las estrategias operativas, los ajustes de protocolos y la coordinación y comunicación con organismos de salud y otros organismos encargados de la aplicación de la ley.

La responsabilidad de las aduanas ha aumentado en todo el mundo y necesitan apoyo sostenido en términos de equipos de inspección no intrusivos, infraestructura segura, aprovechamiento de tecnologías disruptivas y un sólido sistema de gestión de riesgos”, recalcó el representante del país ubicado donde se unen el Atlántico y el Caribe.

Chile

En tanto, el Director Nacional de Aduanas de Chile, José Ignacio Palma, detalló una serie de acciones tomadas para agilizar la importación y donación de insumos médicos críticos en coordinación con otros servicios públicos, el apoyo a las Mipymes, la facilitación para la cadena logística y la protección tanto de los funcionarios como de colaboradores y usuarios.

La máxima autoridad aduanera chilena resaltó las importantes coordinaciones que se han establecido con Prosur (conformado por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Guyana) y la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) para no detener el despacho de mercancías esenciales, como implementos médicos y alimentos.

Además, Palma indicó que la digitalización es la clave en la nueva normalidad: “Debe haber una fuerte reflexión en torno a la digitalización, la cual adquiere un significado muy profundo, tiene que ver con una cultura de trabajo, pero al mismo tiempo con disponer de sistemas de información que puedan estar interconectados para una labor de fiscalización eficiente, esencialmente predictiva y que llegue a tiempo”.

Agregó José Ignacio Palma que es necesario “evitar que se vulneren los mecanismos de seguridad fronterizos, de trazabilidad, de recaudación y de control de las operaciones de comercio exterior, porque aunque estemos en un período de pandemia, o más adelante en post pandemia, los roles de las administraciones de aduanas no pueden ser ignorados y deben ser conservados en el ámbito de sus respectivas competencias”.

La cooperación del sector privado

Adicionalmente, el Presidente del Grupo Regional del Sector Privado para las Américas y el Caribe de la OMA, Alfonso Rojas González, reconoció la labor de las aduanas y destacó el trabajo que vienen realizando en concordancia el Grupo Consultivo del Sector Privado y la OMA, a través de la elaboración de un documento con las primeras recomendaciones. A su vez, puso de relieve la ventanilla única, el levante del tiempo, el Acuerdo de Facilitación de Comercio y el OEA como puntos para seguir trabajando para agilizar las exportaciones de la región.

A su término, Margarita Libby, especialista del BID, encontró coincidencia en varios puntos detallados por los ponentes. “La seguridad, la innovación y la garantía del suministro de alimentos a cada una de las poblaciones, y medidas para alivio de las pymes se destacan como centrales, sin dejar de lado la coordinación  y la adaptación. El gran desafío de las aduanas es no perder el control en nombre de la facilitación”, concluyó tras moderar el evento.