Líderes debaten prioridades para el fortalecimiento del sistema multilateral de comercio

0
130
Foro Público de la OMC 2021: Panel de alto nivel titulado " Fortalecimiento del sistema multilateral de comercio", 29 de septiembre de 2021. Foto: OMC

En un momento crucial del mundo, que debe cambiar de rumbo para garantizar un futuro más verde y seguro, altos representantes de los Gobiernos, las empresas y la sociedad civil analizaron las prioridades que la Organización Mundial de Comercio (OMC) debe seguir para el fortalecimiento del sistema multilateral, en consonancia con los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

A tal efecto, los participantes expusieron este miércoles (29.09.2021) en el Foro Público cuestiones que requieren atención como el cambio climático, la respuesta a una pandemia y la economía digital. También, la necesidad de garantizar que la OMC pueda abordar mejor los asuntos que han estado en su agenda de negociación durante años, tales como la agricultura, las disciplinas sobre los subsidios a la pesca y los subsidios especiales y diferenciales, más el  tratamiento para los países en desarrollo y los países menos adelantados.

Para lograrlo, John W H Denton, Secretario General de la Cámara de Comercio Internacional, subrayó: «Para que la OMC sea útil para nosotros, tiene que funcionar, tiene que ser adecuada para su propósito”.  Y agregó que “los asuntos que trata tienen que ser los del siglo XXI. Necesita lidiar con asuntos que se le ha dicho que trate porque son asuntos relevantes».

En esa línea, Denton dijo: «Es necesario abordar los problemas relacionados con la pandemia (…) Necesitamos aprender de lo que acaba de suceder y preparar a la organización para lidiar con las crisis de salud en el futuro, que tiene que lidiar con la agenda digital y necesita unir el clima y el comercio (…). No podemos tener empresas que funcionen en un planeta que en realidad no está funcionando».

A su turno, Carlos María Correa, Director Ejecutivo del Centro Sur, destacó la necesidad de superar la fragmentación actual en el sistema internacional de reglas comerciales y pidió un sistema comercial que esté enfocado en las necesidades y derechos de las personas.

Señaló que la crisis del COVID-19 ha mostrado al mundo las profundas asimetrías que existen en muchos aspectos económicos, sociales y de salud y que la realidad pospandémica debe ser una oportunidad para crear un nuevo sistema basado en la igualdad y la solidaridad que sea verdaderamente eficaz. Agregó: «El mundo debería ser diferente del que encontró el COVID-19».

«El sistema de comercio multilateral debe ser parte de un mecanismo que promueva el bienestar a nivel mundial», dijo. «El comercio no es un fin en sí mismo, sino un instrumento para perseguir otros objetivos superiores, incluida la toma en cuenta de los intereses y necesidades de los grupos más vulnerables de la población».

Luego, Yeo Han-Koo, Ministro de Comercio de la República de Corea, destacó la importancia de la economía digital y de alta tecnología para el trabajo de la OMC. De ser un país cuya principal exportación en la década de 1960 fueron las pelucas, Corea ha logrado convertirse en uno de los principales exportadores del mundo, comenzando con textiles y electrónica ligera, y especializándose en automóviles y semiconductores, explicó.

El papel proactivo del gobierno, la promoción de la asociación público-privada y un firme compromiso con la digitalización fue la fórmula del éxito de Corea, que podría ser replicada por los países en desarrollo, particularmente si los miembros de la OMC finalizaran un acuerdo sobre comercio electrónico, dijo. «Las reglas del comercio digital realmente podrían allanar el camino para llevar a muchos otros países en desarrollo a esta vía rápida de desarrollo».

«Si mantenemos nuestro enfoque en la innovación y mantenemos esta fuerte voluntad de convertir una crisis en una oportunidad, entonces creo que saldremos de esta crisis más fuertes que antes de la pandemia», manifestó.

Otunba Richard Niyi Adebayo, Ministro de Industria, Comercio e Inversiones de Nigeria, dijo que la reforma de la OMC debería centrarse en los temas que son centrales para los intereses de los países en desarrollo y menos desarrollados y que han sido objeto de negociaciones en curso en la OMC durante años.

Expresó: «Creo honestamente que tiene que haber una reforma que aborde las preocupaciones y prioridades de los países en desarrollo, en particular las cuestiones encomendadas que siguen sin resolverse, pero que continúan siendo extremadamente importantes : el fortalecimiento del trato especial y diferenciado, las cuestiones agrícolas como la ayuda interna, el mecanismo de salvaguardia especial y la constitución de existencias públicas son cruciales para atender las necesidades alimentarias y de sustento».

Asegurar que las futuras reglas del comercio digital permitan suficiente espacio político para los países en desarrollo, la simplificación de los requisitos de notificación y la reforma de las reglas del Acuerdo sobre los ADPIC de la OMC para fortalecer el acceso a la innovación también fueron citadas por el Ministro como prioridades importantes. «Creo que si se implementan estas reformas, será de gran ayuda para los países en desarrollo», señaló. (Nota de prensa de la OMC)