Entrevista a Karina Villagra. Coordinadora de la carrera de Comercio Internacional

0
1372

{loadposition villagra}

A continuación, la voz de una mujer de convicción, dueña de un estilo propio para liderar la educación de los futuros profesionales de comercio exterior.

¿Cuáles son, a su criterio, los principales desafí­os del comercio internacional?

El mayor desafí­o global es la velocidad a la que se pueda acomodar el comercio exterior a la incorporación de nuevas tecnologí­as. El otro desafí­o es contar con reglamentación uniforme.  A nivel regional, hago mención al Código Común del Mercosur. No existe una normativa uniforme regional a pesar de efectuarse un volumen creciente de operaciones. De igual forma no hay aduanas integradas.

En torno al comercio exterior en Argentina, el desafí­o es la capacitación de profesionales. Las empresas exportadoras basaron su capital humano en la experiencia y no tanto en la capacitación en el área, por esta razón, la considero importante. Es relevante tener las herramientas necesarias para poder operar. Cuando los alumnos me preguntan si es conveniente estudiar comercio internacional en este momento, siempre les indico que sí­, que es un deber conocer la operatoria del comercio exterior en beneficio  del cliente y el paí­s  a fin de contribuir con el desarrollo.

En relación a ello ¿cómo tiene estructurada la carrera de comercio internacional?

La carrera está estructurada en tres años de formación, tenemos una orientación netamente práctica que favorece la capacidad de adaptación de los alumnos a las distintas situaciones del mercado laboral y respalda nuestra misión el formar recursos humanos altamente calificados. No es una carrera fácil. Se enseña un nuevo idioma comercial que incluye aspectos de logí­stica, operativa, legal, etc. Además de tener una importante carga en matemática y lógica. Esto es debido a que toda la cadena del comercio internacional  es cuantificable, sin olvidar que todo debe estar encuadrado al marco normativo reglamentario vigente. También se le da relevancia a la carga humaní­stica.

Esta carrera posee la titulación intermedia de Técnico en Despacho Aduanero y cuenta con articulación directa en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES), ventaja que le permite al egresado obtener en un año y medio la Licenciatura en Comercio Exterior.

A propósito, hoy dí­a, entregaré los Tí­tulos de colación de 83 alumnos del turno noche. Actualmente contamos con 600 alumnos en ambos turnos.

¿Cuáles son los ejes o prioridades de su mandato en la Coordinación de la carrera de Comercio Internacional?

Todos los cuatrimestres son un desafí­o. Trabajo con el departamento pedagógico de forma conjunta. Realizo una mirada macro antes de comenzar un periodo para saber cómo está el plan de estudios, las materias, en fin,  la carrera. Asimismo, trabajo con el cuerpo de profesores de manera transversal y vertical.

Al mismo tiempo, estamos apostando a una mejora en el plan de estudios siguiendo la lí­nea de la permanente actualización.

Por otro lado, se realiza un seguimiento pedagógico de cada grupo de los alumnos y de los profesores. Se evalúan las clases, la presencialidad de los alumnos, el desarrollo de las unidades del programa, la calidad y el criterio de evaluación de los profesores.

Ello a los efectos de formar un profesional que aplique de manera constante los saberes aprendidos en la acción y pueda generar cambios importantes que aporten a la empresa y a la comunidad.

En relación a la dinámica del cambio en estos tiempos, ¿cree usted que  debe mejorar algún aspecto de su gestión?

Creo que el cambio debe realizarse todos los dí­as para aprender algo nuevo. Además cada cuatrimestre se incorporan alumnos con un perfil y expectativas  distintos. A propósito, recuerdo un grupo cuando yo asumí­ la dirección de la carrera. Ellos estaban preocupados por el cambio en la dirección porque debí­an rendir  el examen de despachante de aduana ante la AFIP a partir de allí­ cambiaba la modalidad. Esto fue una situación difí­cil, pero se logró sostenerlos y generar en ellos confianza para atravesar el cambio. Fue una emoción el agradecimiento recibido.

¿Cómo prepara a los jóvenes para los desempeños y desafí­os a los que se van a enfrentar dentro de 5 años y que no llegamos ni a imaginar?

He pensado esta pregunta y considero que a los alumnos les brindamos lo más importante para crecer, sólidos conocimientos y las herramientas imprescindibles para que enfrentar cualquier desafí­o del futuro.

Se dice que la educación es el tesoro de una sociedad. ¿Cómo hace para que la generación del click (por estar comunicada 24 x 7 a las redes sociales) se animen a tener instinto emprendedor, a dejar la comodidad para sumergirse en la iniciativa y el esfuerzo propio del trabajo?

La respuesta es hablándoles con el mismo idioma. Los profesores están en contacto cada dí­a con las nuevas tecnologí­as. Se les facilita las herramientas. Nuestra institución tiene un laboratorio con el sistema Marí­a para acceder a Aduana, laboratorios de informática y se trabaja en el aula con casos actuales y reales, además de un cuerpo de profesionales reconocidos. Respecto de los celulares, no se les permite su uso en clase por considerarlo un elemento de distracción. El alumno necesita atención para comprender los temas planteados.

En relación a lo anterior ¿cómo son los profesionales que colaboran con la formación del futuro lí­der en comercio internacional?

Son profesionales experimentados en el comercio exterior, aduanas y derecho aduanero,  comprometidos y sobre todo, personas que tienen un gran amor por la docencia.  Esto se observa en el tiempo que dedican a la tarea de enseñar, a la forma de dictar las clases, a la apertura frente a los cambios y al trabajo en equipo. En relación a esto y a modo de ejemplo, se trabajó para incorporar en la materia Economí­a, el tema de la responsabilidad social de la empresa y el de medio ambiente, en derecho aduanero  se incluirá el aspecto tributario. El equipo docente está trabajando por asignatura en la determinación de los contenidos por área.

Karina, ¿quién es usted?  Soy una mujer de convicción.

Un talento  Rescato en mí­, el talento de ser flexible. Me adapto al cambio con alegrí­a.

Una palabra que le guste Me gusta la palabra confianza

¿Por qué?

Porque la confianza es la base de todo. Para mí­, es una palabra con mayúscula. A partir de ella, construimos.

Las mujeres somos soñadoras. ¿Tiene un sueño?

Sueño con jugar al golf o bien, algo que aún está pendiente. Mientras disfruto de mi familia y de viajar.

Dentro de unas horas usted presidirá una colación de grado. ¿Qué mensaje le transmitirá a los jóvenes que se gradúan?

Mi mensaje se basará en estas certezas: Confiar en sí­ mismos; confiar en el conocimiento adquirido; interrogar; aprender del error y siempre, seguir adelante. Estas certezas no son sólo una convicción, una frase. Son también un testimonio, una coherencia entre lo que se piensa, lo que se siente y lo que se hace. Porque en la vida, es fundamental que se ejercite el lenguaje de la cabeza, del corazón y de las manos.

Con la convicción que la caracteriza, así­ finaliza. Karina Villagra, una mujer peculiar que desde la educación, ayuda a crecer al alumno, sale  a su encuentro  y  lo considera en todos sus aspectos. Estos valores son algunos que ADUANANEWS tiene el agrado de propagar.-