Académicos exploran los ejes del desarrollo para el futuro de Centroamérica

0
424
Autoridades de la academia, la SICA y la Unión Europea exponen en el Seminario “Determinantes del desarrollo de Centroamérica en el marco del proceso de integración regional y del Acuerdo de Asociación con la UE. Un aporte desde la academia”", 8 de abril de 2021.

La Fundación ETEA de la Universidad Loyola, en asociación con la Unión Europea (UE)  y el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), impartió un seminario de alto nivel para presentar valiosas reflexiones sobre cuáles serían  los determinantes del desarrollo en el marco del proceso de integración regional y del Acuerdo de Asociación con la UE.

El evento se realizó en formato virtual el jueves 8 de abril de 2021. En la apertura, Pedro Caldentey, Director del Departamento de Economía de la Universidad Loyola, explicó que el informe de reflexión exhibe las conclusiones de cuatro webinars realizados previamente, cuyo objetivo fue aproximar los términos del debate sobre el futuro de la región entre gobiernos y los órganos e instituciones del SICA a los términos del que se produce en la institución.

Paralelamente, Elaine White, diplomática y académica de Costa Rica, aclaró que el seminario se realiza en un momento único para el diálogo sobre el futuro de Centroamérica. “Estamos en un entorno especialmente complejo marcado por fenómenos de repercusión global como la pandemia  de la COVID-19, los efectos de la crisis económica y de la gobernanza global, el cambio de ciclo asociado a la cuarta revolución industrial y el impacto del cambio climático”. 

En este contexto, la académica señaló:“Centroamérica enfrenta una doble paradoja. Por un lado, los acontecimientos globales tienen un profundo impacto en la región. Por otro lado, los países son policytakers y no policymakers del devenir global y ese déficit de autonomía deja a la región con pocas opciones de políticas públicas asertivas, por tanto, debe buscar alianzas con los países amigos y organismos internacionales que puedan ayudar a la región a defender sus intereses específicos y a tomar decisiones de política pública para su desarrollo futuro”.

Ventana de oportunidad

Explicó algunas tendencias dominantes en el cambio del escenario global que se presentan como una ventana de oportunidad para la región:

  • El paradigma de la globalización se transforma y ha incentivado un modelo de mayor autonomía industrial y nacional que busca revertir o balancear la hiperdesagregación de los procesos productivos y las cadenas de valor de larga distancia, con procesos de relocalización de algunos eslabones de las cadenas globales de valor.
  • Las políticas de desarrollo estarán sometidas a una profunda revisión, en el marco de una mejor reconstrucción post-pandemia sobre bases de equidad social y de sostenibilidad ambiental. Este escenario es propicio para una revisión de sus objetivos y de los instrumentos asociados a ella.
  • El panorama global está en un proceso de reordenamiento de los equilibrios geopolíticos y en este entorno las relaciones externas de los países de la región dependen de cómo se posicionen en esos equilibrios los Estados Unidos, la Unión Europea, China o México. También dependerán de ellos las relaciones con Sudamérica, Caribe o el Sudeste Asiático. Este paquete de relaciones externas es clave para las estrategias centroamericanas de posicionamiento ante el entorno.
  • El multilateralismo global está bajo la presión de su reforma para responder a la realidad de los cambios geopolíticos de las últimas décadas y también pueda responder a las demandas de la crisis. Esta presión tendrá un impacto en la discusión sobre el papel y el funcionamiento de los organismos multilaterales.
  • En este contexto parece abrirse una nueva etapa para el regionalismo, no solo como espacio privilegiado para la cooperación internacional sino porque para economías pequeñas, los cambios hacia la regionalización de la dinámica económica global o el impulso hacia el proteccionismo, solo pueden ser superados en espacios regionales ampliados que les permitan acceder a mayores economías de escala.

Ejes para un nuevo desarrollo

Para completar la presentación académica,  Pedro Caldentey  brindó una descripción de los “ejes para un nuevo planteamiento del desarrollo” de Centroamérica  en torno a tres desafíos: la democracia, la equidad y el desarrollo. Destacó que la democracia está sometida a riesgos que parecían superados. La inequidad persiste como un rasgo condicionante del futuro de la región. Los modelos y estrategias de desarrollo no superan todavía sus patrones excluyentes. Por lo tanto, Caldentey dijo que promover un desarrollo incluyente es una prioridad y poner en marcha un proceso de diálogo en torno a estos ejes es la principal tarea de la región. A tal fin, subrayó la integración regional como marco idóneo para articular las propuestas que surjan del proceso de diálogo.

A partir de ello, el Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo, invitó a los académicos a pensar el proceso de integración para dar soluciones  a desafíos urgentes como el cambio climático y las brechas sociales. Y llamó a aprovechar  la estratégica relación de Centroamérica  con la UE. “En la ciencia, la investigación y la gestión del conocimiento están las respuestas  a las preguntas profundas de nuestro desarrollo”, enfatizó.

Esa necesidad de coordinación estratégica en el campo de la innovación y educación entre ambas regiones fue compartida por Adrián Bonilla, de la Fundación Internacional Unión Europea, América Latina y el Caribe, quien emitió su opinión a través de un video.

En tanto, Jossette Altmann, Secretaria General de FLACSO, resaltó la necesidad de una visión compartida. “La cooperación crea la confianza para que Centroamérica construya  la institucionalidad necesaria dentro de la integración”.

A este respecto, Andreu Bassols, Embajador de la UE en El Salvador y ante el SICA, remarcó que no habrá integración centroamericana más profunda si no hay voluntad política, mayores infraestructuras físicas y jurídicas comunes y  una recuperación ambiental inclusiva y digital.

Finalmente, Olinda Salguero, Jefa de Gabinete de la SICA, destacó la importancia de la construcción ciudadana, la inteligencia colectiva y la participación ciudadana en una región joven. «El 60% de la población tiene menos de 35 años”, detalló. En este sentido, invitó a construir nuevas  narrativas y espacios de pensamiento en otros centros universitarios u organizaciones para ampliar la comprensión, la valoración y el  fortalecimiento de un bloque que cumplirá 30 años desde su creación.

Aproximadamente 150 académicos participaron del Seminario, expresión significativa del interés por avanzar en el proceso integracionista iniciado hace sesenta años en Centroamérica.