La recuperación integral del comercio bilateral entre Argentina y Perú en el 2021

0
16
Ilustración: Aduana News

Un comercio convergente con enfoque Win-Win (Ganar-ganar) y sus oportunidades comerciales para el 2022

El marco internacional

La pandemia de la COVID-19 tuvo como inicio en China y comenzó a expandirse alrededor del mundo, a mediados de los primeros meses del año 2020, llegando a Latinoamérica (LATAM) en marzo de ese año. Asimismo, esta pandemia tuvo grandes impactos en el comercio global, el cual se contrajo hasta un 10,5% aproximadamente.

Para el primer trimestre del 2021, el comercio global registraba una caída y una cifra esperanzadora de 5,3%, la cual era reflejada en las actividades de comercio exterior en varios países. Según la nota de Mirada global historia Humanas de las Naciones Unidas (2021), el impacto de la COVID-19 ha flagelado al comercio marítimo, pero no lo ha hundido; es decir, durante el 2020 el comercio marítimo se contrajo hasta un 3,8% y para el año 2021 creció hasta un 4,3%, brindando unas perspectivas positivas para el largo plazo, pero sujetas a riesgos e incertidumbres crecientes como la nueva variante ómicron.

En esa misma línea, Rebeca Grynspan, la secretaria general de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), indicó que esta pandemia dejará efectos secundarios que serán de gran alcance y podrían transformar la manera de trabajar en el transporte marítimo, dado que en el 2020 y 2021 se presenció una falta de mano de obra, problemas con cambios de tripulación, precios de las importaciones y consumidor al alza, por un lado. Además, el transporte marítimo evolucionará como un transporte más “inteligente, resistente y sostenible”, puesto que la pandemia ha impulsado la digitalización y automatización de muchos procesos, y se considera que aportarán gran eficiencia y ahorro de costes.

Al mismo tiempo, este rubro se prepara para una adaptación y resiliencia climática como la urgencia de descarbonizar y utilizar combustibles amigables que reduzcan las emisiones de carbono en el planeta, estas iniciativas apoyarían a los 17 objetivos de desarrollo sostenibles (ODS) de la agenda 2030 de las Naciones Unidas (NN.UU.).

Por estos motivos, la titular de la UNCTAD afirma que la recuperación del comercio global dependerá de un transporte marítimo ecofriendly: “Inteligente, resistente y sostenible”, y de un amplio esfuerzo de vacunación mundial, en donde todos los países tengan más acceso a las vacunas. En ese mismo contexto, Rebeca insta a las compañías marítimas, gobiernos y organizaciones internacionales a que garanticen que los colaboradores de este sector sean vacunados, capacitados con carácter prioritario, y sobre todo replicar y difundir estas iniciativas en los demás rubros para poder sobrellevar futuros impactos de manera más consciente.

De acuerdo con la  Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) (2021), Alicia Bárcena Ibarra, Secretaria Ejecutiva, indica que los países de la región LATAM y el Caribe presentarán recuperación asimétrica y heterogénea, como resultado de la gran incertidumbre ocasionado por la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19.

También, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL destacó algunos datos de la situación de la región para el 2021, las cuales fueron:

  • Incremento de 25% en las exportaciones regionales de bienes, superior al 10% del 2020.
  • Alza de un 17% en los precios de exportación y 8% en el volumen exportado del total de mercancías.
  • Incremento de un 32% en el total de importaciones para la región, con una expansión de 20% en el volumen y 12% en sus precios.
  • América del Sur registró un aumento de 34% en el valor total de exportación, especialmente provenientes de los precios de las materias primas.
  • De igual manera, el Caribe se benefició por los altos precios del crudo (petróleo), gas y la “Bauxita” (materia prima utilizada para la producción de aluminio), exportados por Guyana, Trinidad y Tobago, y Jamaica.
  • Asimismo, México mostró un incremento de un 17% en el total de sus exportaciones, las cuales principalmente provienen de la manufactura.
  • Existencia de un dinamismo, de estilo dependiente, en el comercio con China y la región, puesto que la variación anual proyectada en el 2021 del valor de las exportaciones regionales a China fue de 35%, mientras que para la propia región de LATAMA y el Caribe fue de 33%, Unión Europea con 23% y Estados Unidos en un 19%. Los datos recientes comprueban que la región aún muestra una tendencia a ser socio comercial clave, de estilo dependiente, de China.
  • Por tanto, esta alza apreciada en el incremento de las exportaciones de LATAM y el Caribe se debe a los aumentos d ellos precios de los productos básicos, puntualmente los minerales, hidrocarburos, productos de la agroindustria. No obstante, las exportaciones de servicios en estas regiones aún no se recuperan, en particular, el sector turismo, el cual es uno de los grandes ingresos de algunos países de Centroamérica.
  • Finalmente, la situación de los impactos de la pandemia COVID-19 debe llamar a la reflexión sobre la urgencia de profundizar y ejecutar una “correcta” integración económica regional, para avanzar hacia un “mejor” mercado regional integrado, competitivo y con menos dependencia de las grandes economías. Es decir, los países de LATAM y el Caribe deberán procurar promover e innovar de manera eficiente sus procesos de producción nacional y exportadora, a los fines de alcanzar una mayor autonomía en sectores estratégicos y resistir a las futuras incertidumbres como esta pandemia.

Acuerdo de Complementación Económica (ACE) N°58 – MERCOSUR y Perú

El ACE N° 58 fue suscrito el entre los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, demás Estados parte del MERCOSUR y el Perú. En el Perú, este acuerdo se firmó el 30 de diciembre de 2005 a través del decreto supremo N° 035-2005-MINCETUR, el cual también entró en vigencia el 2006 en los demás Estados Parte del MERCOSUR.

La importancia del ACE N°58  es que establece un marco jurídico e institucional de cooperación e integración económica entre estos países firmantes, con el objetivo de crear un espacio económico amigable, beneficioso y ampliado, y así facilitar la libre circulación de bienes y servicios con una preferencia arancelaria de 100%.  Es decir,  desde el 1 de enero de 2021, todos los productos peruanos destinados a Argentina o Brasil gozan de esta preferencia arancelaria de 100% o “arancel 0”, así como aquellos con destino a Paraguay o Uruguay, desde el 1 de enero de 2017.

Para el  tercer trimestre de 2021, el intercambio comercial entre MERCOSUR y Perú creció en un 52%, recuperándose de la caída padecida en 2020 (-22%). Asimismo, una tercera parte de este comercio son bienes agropecuarios exportados de este bloque (primer proveedor) al Perú, un 34% del total, de los cuales se destacan al maíz (81% de importación al Perú) y la soya/derivados (42%).

Por parte del Perú al bloque, la exportación peruana creció en un 25%, donde resaltaron los productos como la tara en un 151%, el cacao (90%) y el orégano (36%).

Los principales socios comerciales de este bloque para el Perú son: “Brasil y Argentina”, siendo Argentina el segundo socio comercial por excelencia. Argentina, al tercer trimestre de 2021,  ha mostrado un incremento de 38% en el total de exportaciones al Perú, donde un 96% proviene de la importación de vehículos, 61% de productos farmacéuticos, 52% derivados de la soya y 45% del maíz. En contraparte, el Perú ha mostrado un aumento de 39% en el total de exportaciones hacia este país, siendo el alambre de cobre el producto más exportado (221%), la plata (187%), fosfato de calcio (100%) y las confecciones en un 33%.

Análisis del comercio bilateral entre Argentina y Perú en el 2021

Para noviembre del 2021, las exportaciones argentinas llegaron a su nivel más alto desde 2012, según un informe emitido por la Cancillería Argentina, las exportaciones totales fueron US$ 71,320 millones en los primeros once meses (Bloomberg Línea, 2021).

La Agencia Télam (2021) indica que las exportaciones argentinas crecieron en un 37%  hasta el mes de noviembre de 2021,  presentándose como el nivel más alto desde 2012, la cual fue respaldada por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI).

En ese mismo sentido, el sector automotriz mostró el mejor desempeño exportador en los últimos 8 años y las manufacturas de origen agropecuarios como segundos en alcanzar récords históricos.

Además, las exportaciones de vehículos registraron ventas éxitos de más de 32 mil unidades, nivel más alto desde noviembre 2014, de los cuales un 15% tuvo como mayor destino a Brasil, China (8,3%), Estados Unidos (6,1%), India (5,3%), Chile (5,2%), Vietnam (4,1%), Países Bajos (4,0%), Perú (2,5%), España  (2,4%), Indonesia (2,4%) y el resto (44,6%).

Del total de importaciones se registró un total de US$ 56,968 millones, dando un saldo comercial de un superávit de US$ 14,352 millones a los once meses del 2021.

De las importaciones se tienen como principales proveedores a China con un 21,1%, Brasil (19,7%), Estados Unidos (9,4%), Paraguay (4,9%), Alemania (4,1%), Tailandia (2,5%), India (2,2%), México (2,2%), Italia (2,1%), Vietnam (1,9%) y el resto (29,9%).

Ahora, el intercambio comercial entre Perú en Argentina ronda los aproximadamente US$ 1,619 millones, a noviembre del 2021, con un resultado muy grande a favor de la economía Argentina. Esto es en razón de que Argentina le provee de soya y sus derivados, otro tipo de alimentos, y vehículos. Como contraparte, Perú exporta fosfato de calcio natural, alambres de cobres, barras de aceros, insumos plásticos, prendas y complementos de vestir,  entre otros.

El enfoque Win-Win de este comercio y sus oportunidades para el 2022

El comercio bilateral entre Argentina y Perú siempre ha tenido un enfoque de ganar-ganar, dado que ambas naciones tienen como prioridad profundizar la agenda bilateral política, económica y comercial, la cooperación en diferentes áreas. Por consiguiente,  el ACE N° 58 ha venido mostrando grandes progresos en el intercambio comercial entre el Perú y Argentina, desde la firma de este acuerdo; es decir, el saldo del intercambio brinda un resultado a favor de Argentina en virtud de que el Perú está dentro de sus principales destinos de exportaciones en la región de LATAM.

Por otro lado, en el 2020, el Embajador del Perú en Argentina, Peter Camino, y el canciller, Felipe Solá, sostuvieron una reunión de trabajo con una agenda de  diversos tópicos en político, migratorio, económico, comercial, entre otros; de esta reunión se resalta las iniciativas para mejorar los flujos comerciales entre ambas naciones. Por ejemplo, se abordó la caída de las exportaciones argentinas de biodiesel en el mercado peruano, esto refleja los efectos de los derechos antidumping impuestos por el Perú en ese año, siendo esta una de las tantas preocupaciones y semillero (impulso) para poder regularlo de manera más eficiente en un futuro.

De igual manera, se podría gestar una oportunidad comercial entre Perú y Argentina sobre la producción de biodiesel en el Perú, dado que Argentina tiene la tecnología y el gran potencial como segundo mayor productor de este producto derivado de los aceites vegetales. Las empresas argentinas juntos a sus pares peruanas podrían asociarse en conjunto para poder ganar ambas partes y así extraer el biodiesel de la palma aceitera, de las regiones Ucayali, San Martín, Huánuco y Loreto, con la finalidad de sumarse a la lucha contra la siembra de la hoja de coca.

En adición a lo anterior, esta oportunidad comercial del biodiesel ayudaría a lucha contra el narcotráfico y no afectará a la producción nacional de biodiesel en el Perú, promoviendo el ganar-ganar entre empresas peruanas y argentinas, evitando la imposición del derecho antidumping para este producto.

En esa misma línea, en febrero de 2021, Los gremios empresariales, el Instituto de Investigación y Desarrollo de Comercio Exterior (IDEXCAM), la Cámara de Comercio de Lima (CCL) y expertos de la Asociación de Exportadores (ADEX), llegaron a una decisión unánime de promover la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) o mejorar algunos aspectos del ACE N°58, dado que Argentina es un excelente socio comercial en términos de adquisición de insumos de productos relacionados a la exportación textil-confecciones y sus complementos, fosfato de calcio, alambre de cobre, queroseno, caucho, cacao en polvo, productos agropecuarios como la uva fresca, especialmente en época escasez en el país albiceleste.

Por otro lado, en el ACE N° 58 MERCOSUR (Argentina – Perú), no se abordan las exportaciones de servicios, ni de las inversiones; por ende, es necesario tener un TLC que cubra dichos capítulos de inversión extranjera, el cual incluya servicios, inversión y propiedad intelectual con las marcas originarias del país.

Una oportunidad concurrente es el apoyo en ferias internacionales, rueda de negocios, accesos a financiamientos, entre otras, las cuales deben seguir siendo impulsado por parte del gobierno peruano hacia las empresas de exportación de materias primas como el caucho para atender a la industria automotriz argentina , minerales (cobre, zinc, aluminio), fosfato de calcio, productos textiles, agroindustriales, con la finalidad de ser un proveedor competitivo y atractivo para el mercado argentino.

La Consejera Económica Comercial del Perú en Argentina, Silvia Elizabeth Seperack Gamboa, indica que gracias al nuevo protocolo sanitario para acceso de uva entre Perú y Argentina, se puede facilitar el ingreso de este producto agrícola a este mercado en épocas donde exista la escasez o para complementar la atención de la demanda interna, dado que nuestra uva se cosecha antes. Asimismo, la quinoa, cacao y café podrían insertarse en la cadena de valor de producción de alimentos de Argentina, como una oportunidad de la promoción de alimentos saludables, a través de la marca sectorial Superfood del Perú; todas estas iniciativas pueden apreciarse en la plataforma comercial BtoB Perú MarketPlace (WebPicking, 2021)

Finalmente, se evidencia la necesidad de iniciar y poner en marcha un TLC entre el Perú y Argentina, por las razones y fines mencionados anteriormente.

Mayron Ponce de León Sierra es Analista de datos de la Dirección de la Unidad de Origen en el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo del Perú. Doctorando Administración de Negocios Globales en URP.


Última vez consultado: 03/01/2022

Última vez consultado: 03/01/2022

Última vez consultado: 02/01/2022

Última vez consultado: 02/01/2022

Última vez consultado: 03/01/2022

Última vez consultado: 20/12/2021

Última vez consultado: 03/01/2022