El Gobierno avanza en la recuperación de la soberanía del transporte marítimo y fluvial

0
200

El Ministerio de Transporte facultó a la Subsecretaría de Puertos a exigir a los buques y armadores paraguayos la tramitación de un permiso especial de carga que incluya el puerto de origen y de destino; la cantidad de volumen y tipo de carga; las embarcaciones en las cuales se pretende transportar dicho cargamento; y toda otra información que se considere pertinente.

Lo hizo a través de la Resolución 21/2021 publicada este martes (26.01.2021) en el Boletín Oficial, que tiene por objetivo “recuperar la soberanía del transporte marítimo fluvial y potenciar los servicios de los buques nacionales”

De esta manera, el Ministerio apunta a “reservar la carga nacional bajo bandera argentina, equiparando los requisitos respecto a las exigencias de Paraguay, y generando el ingreso de divisas, la creación de nuevos puestos de trabajo y la baja de los costos logísticos”.

Además, la Subsecretaría de Puertos, podrá consultar, mediante nota a las cámaras navieras nacionales, la existencia de disponibilidad de bodega de bandera argentina u operada por armadores argentinos para atender la carga requerida, entre los puertos indicados en la solicitud de permiso especial de carga.

Una vez recibidas las respuestas de las referidas cámaras navieras, el organismo podrá autorizar la solicitud, siempre que no existan buques de bandera argentina o armadores argentinos en condiciones de realizar el transporte en cuestión.

Desde hace años, Paraguay implementa un régimen de reserva de cargas que establece una preferencia en favor de los buques bajo su bandera para transportar la mercadería de exportación o importación desde o hacia ese país.

Esto afecta a los buques de bandera argentina y genera una desigualdad de oportunidades en la participación dentro del ámbito del transporte marítimo y fluvial.

“Mientras que la carga argentina podía ser transportada por buques fluviales bajo bandera argentina o paraguaya en igualdad de condiciones, la carga paraguaya se encuentra reservada para embarcaciones de esa nacionalidad, lo que resulta una situación de inequidad manifiesta”, remarcó el Ministerio.

En consecuencia, la resolución de hoy significa “un avance muy importante en la recuperación de la soberanía del transporte fluvial y la igualdad de condiciones para los servicios de buques nacionales y extranjeros”, dice el texto oficial.

La medida “estará vigente el plazo de tiempo que Paraguay mantenga las medidas restrictivas a los buques y embarcaciones argentinas, y tiene como finalidad fomentar el ingreso de divisas, la creación de puestos de trabajo, y la baja de costos logísticos de bienes producidos por economías regionales”.