La Aduana impide la exportación de cortes de carne no permitidos

0
113
Sede de la Dirección General de Aduanas en la Ciudad de Buenos Aires.

La Dirección General de Aduanas (DGA) evitó que dos frigoríficos exporten cortes de carne que no están permitidos por el Decreto 408/2021, que restringió en un 50% los envíos al exterior hasta el 31 de octubre próximo, y prohibió la exportación de aquellos cortes popularmente consumidos en el mercado interno.

Según informó el organismo argentino que conduce Silvia Traverso en un comunicado, “las operaciones que intentaban eludir la normativa vigente estaban destinadas a China”.

Al respecto, precisó que “los frigoríficos denunciados falsearon sus declaraciones y las etiquetas de los paquetes con el objetivo de enviar a China cortes de carne no permitidos”.

“Las empresas informaron la supuesta exportación de cuarto delantero incluso incompleto, cuando en verdad se trataba de falda y tapa de asado, cortes cuya venta al exterior está interrumpida como parte de las medidas del Gobierno para cuidar al mercado interno”, subrayó la Aduana.

Además, el organismo impidió que una empresa realice exportaciones con las que habría superado el cupo habilitado.

Aparte de impedir la salida de la Argentina de esos embarques, la Aduana denunció a los exportadores por las infracciones.

En el primer caso, las presuntas declaraciones inexactas, por un total de 44.525 kilos, fueron llevadas a cabo por los frigoríficos Offal Exp y Madeka.

La Aduana detectó y denunció que estas empresas intentaron exportar cortes de carne simulando otros cuya venta al exterior no está alcanzada por las medidas dispuestas por el gobierno nacional, como parte de su política para garantizar el abastecimiento del mercado interno.

La otra operación donde se detectaron irregularidades corresponde a un frigorífico que intentó sacar del país un 10% más del cupo habilitado en el permiso de embarque.

Los agentes aduaneros verificaron la mercadería en un depósito de Campana, en la provincia de Buenos Aires, y denunciaron al frigorífico Alberdi por las infracciones.

Las declaraciones inexactas eran por un total de 44.525 kilos.

En la verificación se encontró que había un pallet de más, con casi 2.000 kilos de recortes de carne que no estaban declaradas ni en el permiso de embarque ni en la documentación respaldatoria.

Por esta maniobra, se procedió a bloquear la salida del país de la mercadería.

Estas maniobras, con las que se busca exportar eludiendo la normativa vigente, se suman a las identificadas días atrás por la Aduana cuando se halló que los frigoríficos Login Food, Alberdi, Black Bamboo y Exportmeat, intentaron vender a China cortes de carne no permitidos, de acuerdo con el decreto 408.

La verificación de la DGA sobre el depósito fiscal y el exportador permitió detectar, por ejemplo, que el embarque de la firma Black Bamboo rotulado como “punta de hueso lumbar”, era en realidad «asado», un corte prohibido por la normativa vigente.

A través de la DGA, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP trabaja de manera coordinada junto con los ministerios de Desarrollo Productivo y Agricultura.

La Aduana estableció a lo largo de este año valores referenciales para la exportación de 28 cortes de carne bovina.

Los valores de referencia son una herramienta que permite detectar potenciales maniobras de subfacturación en las exportaciones, que busca desarticular posibles maniobras de evasión de impuestos y prácticas abusivas que afectan el ingreso de divisas al mercado cambiario.

Asimismo, Traverso denunció a fines de mayo a 19 frigoríficos que realizaron operaciones fraudulentas de exportación de carne.

Las multas totales impuestas por el organismo alcanzan un monto cercano a los US$ 6 millones.

A las medidas dispuestas por la Aduana se suman las fiscalizaciones iniciadas por la Dirección General Impositiva (DGI), que encabeza Virginia García, sobre los 150 frigoríficos de mayor envergadura del país donde se identificaron maniobras de subfacturación o no declaración de operaciones en 9 de cada 10 de los establecimientos controlados.

Fuente: Télam