EE.UU.: Comenzó programa de Revisión Anticipada de Carga Aérea

Bandera de Estados Unidos

La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) de Estados Unidos dieron a conocer que el Programa de Detección Anticipada de Carga Aérea (ACAS) está en videncia desde el 12 de junio de 2018.

De acuerdo a la información oficial, se requiere la presentación de información anticipada de carga aérea en los envíos que llegan a Estados Unidos desde un destino extranjero. 

Anteriormente, el proceso era voluntario en el cual muchas aerolíneas globales ya participaban, ahora son obligatorios los requisitos del programa para las aerolíneas que vuelan hacia Estados Unidos. Esta es una medida necesaria ya que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) continúa elevando el estándar para la seguridad de la aviación en todo el mundo.

Paso obligatorio

Como parte del programa ACAS, los transportistas participantes deben enviar, lo antes posible, un subconjunto de datos de carga aérea a CBP, previo a la llegada y antes de cargar la carga en aeronaves destinadas o en tránsito a través de  Estados Unidos. ACAS aprovecha la información que recibe DHS sobre amenazas y otros datos para utilizando metodología de análisis de riesgo, para mejorar la seguridad de la carga aérea a través de una investigación específica. En el National Targeting Center, CBP y TSA conjuntamente registran y mitigan cualquier carga identificada como de alto riesgo antes de que se cargue a bordo de una aeronave destinada a Estados Unidos.

"El programa ACAS es un elemento vital para que la CBP evite el contrabando ilícito, a tiempo que agiliza el comercio legal", dijo Kevin McAleenan Comisionado de CBP. "Fue erigido en asociación con la industria de carga aérea y expresa, y representa al gobierno y al sector privado trabajando juntos para resolver problemas retadores. La formalización de ACAS mejorará y respaldará en los próximos años, la seguridad para la pequeña industria de embalajes y de carga aérea ".

 "TSA y CBP continúan su sólida asociación para asegurar la patria, y con estas nuevas regulaciones se mejora la revisión de la carga aérea entrante,” dijo el Administrador de la TSA David Pekoske. "Nuestros procedimientos en conjunto con la industria, permitirán un examen efectivo y eficiente del alto volumen de carga transportada diariamente hacia Estados Unidos".

Trabajo conjunto

 Para asegurar la carga aérea entrante CBP y TSA trabajan juntos para emplear un enfoque en niveles de seguridad, lo que incluye el uso de varios métodos de avalúo de riesgo identificando la carga de mayor peligro y mitigar los riesgos proyectados. Cuando se identifica esta carga de alto riesgo, la detección de carga mejorada, se ejecuta de conformidad con los programas de seguridad aceptados o aprobados por la TSA.

¿Amenaza terrorista?

Si bien no existe una amenaza terrorista específica actual para la carga con destino a Estados Unidos, los terroristas continúan centrándose en el sector de la aviación. CBP y TSA continúan trabajando estrechamente con otras entidades públicas y la industria del transporte para garantizar que los puertos y las instalaciones de carga de Estados Unidos sean seguros.

En octubre de 2010, la comunidad antiterrorista global interrumpió un posible ataque terrorista, cuando se descubrieron a bordo dispositivos explosivos ocultos en aviones de carga destinados a Estados Unidos. Este incidente demostró la importancia de la información avanzada para identificar e interrumpir los intentos de terroristas en explotar la cadena de suministro global. CBP y la TSA colaboraron con los transportistas de envío expreso y lanzaron el piloto de ACAS en diciembre de 2010. El programa piloto se expandió rápidamente para incluir la participación de los interesados dentro de la comunidad de carga aérea, como los transportistas de pasajeros y los agentes de carga.

La Secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, certificó el programa firmando el 23 de mayo la regla final respecto a la Revisión Anticipada de Carga Aérea. El programa está en vigencia desde el 12 de junio de 2018.