Gobierno promulga la ley de Financiamiento Productivo

Casa Rosada. El objetivo de la ley es fomentar la inversión, y evitar la cartelización de los formadores de precios

El Gobierno nacional oficializó con la promulgación la Ley 27440 /2018 de Impulso al financiamiento Pyme,  publicada este viernes (11.5.2018) en el Boletín Oficial..

De acuerdo a la norma se efectuarán los siguientes cambios:

Se crearía la factura de crédito electrónica para MiPyMES: De esta forma, se podrían negociar en mercados autorizados por la Comisión Nacional de Valores (CNV) y en entidades financieras como si fueran cheques. Además, los instrumentos financieros destinados a la inversión de las empresas estarían exentos de un futuro gravamen a la renta financiera.

Impulso al financiamiento hipotecario y al ahorro mediante la creación de un mercado de deuda hipotecaria a través del cual las entidades que coloquen esos créditos podrán negociarlos en uno secundario (fideicomiso).

Modificaciones propuestas a la Ley Nº 26.831 de Mercado de Capitales que reintroducen aspectos de autorregulación y limitarían los de la fiscalización estatal.

Modificaciones propuestas a la Ley Nº 24.083 de Fondos Comunes de Inversión que igualarán el tratamiento impositivo de los fondos cerrados con el de los abiertos.

Agentes de garantías para financiamientos sindicados que estructurarían las garantías reales cuando hay más de un acreedor.

Modificaciones propuestas a la Ley Nº 23.576 de Obligaciones Negociables, que modernizarían el régimen y autorizarían emisiones en moneda extranjera.

Modificaciones propuestas a la Ley Nº 27.264 "Programa de Recuperación Productiva", que promoverían el uso del pagaré como instrumento de financiamiento de mediano plazo para las PyMES.

Cobertura de riesgo proveniente de operaciones crediticias que posibilitaría que los dadores de préstamos cubran su riesgo a través de un seguro. El objetivo es generar mayor confianza y propender a la expansión del crédito.

Impulso a la apertura de capital y al desarrollo de proyectos inmobiliarios y de infraestructura que establecerían beneficios impositivos para que los Fondos Comunes de Inversión sean un vehículo para la estructuración de esos proyectos.