Aduana de Chile digitaliza tramitación de franquicia para retorno de pertenencias de funcionarios

0
50

En el marco de la modernización digital impulsada por el Gobierno de Chile, la Aduana digitalizó la solicitud para acogerse a los beneficios establecidos en la Partida 00.04 del Arancel Aduanero Nacional.

Esta iniciativa permite a los funcionarios chilenos que retornen al país, poder realizar en línea, en www.aduana.cl, el trámite que permite a empleados públicos, que prestan servicio en el exterior, obtener autorización para ingresar mercancías, efectos personales, menaje de casa, equipos y herramientas de trabajo, adquiridas durante el desempeño de su cometido, liberadas del pago de tributos.

De este modo el Servicio Nacional de Aduanas avanza en su compromiso de digitalización de trámites, facilitando el acceso a beneficios a diversos grupos de usuarios que hoy optimizarán sus tiempos ingresando solicitudes de manera virtual.

Para el Director Nacional de Aduanas (S), Gustavo Poblete “este es un paso más del Servicio hacia la transformación digital, que busca, no solo optimizar procesos para hacerlos más eficientes, sino que ser un organismo público que esté más cerca de las personas”.

Los requisitos para acceder a esta franquicia aduanera, que permite el retorno de las mercancías sin pago de impuestos son haber prestado servicios en el exterior por un año o más y que las mercancías a importar bajo este beneficio no excedan en valor FOB el 50% del total de las remuneraciones en dólares de Estados Unidos, percibidas por el beneficiario, durante su permanencia en el extranjero, con un mínimo de US$5.000 y un máximo de US$25.000.

En casos de desempeño en el extranjero por menos de un año, el valor de las mercancías a importar no podrá exceder las remuneraciones totales en moneda extranjera percibidas por concepto de dichas comisiones.

El beneficio debe ser solicitado en un plazo máximo de 60 días corridos, contados desde la fecha del cese de sus funciones en el extranjero y, una vez concedido, las mercancías deben llegar a Chile a más tardar en 90 días. Los funcionarios o empleados chilenos de organismos internacionales pueden gozar del beneficio de esta franquicia por una sola vez.