viernes 19 de enero de 2018
Edición Nº 262 - Aduananews.com - Número de Registro DNDA: 5107675 - Copyright 2001 Aduananews.com / Aduananews.com.ar - Todos los derechos reservados
Edición Nº 262 - Aduananews.com - Número de Registro DNDA: 5107675 - Copyright 2001 Aduananews.com / Aduananews.com.ar - Todos los derechos reservados

Miel: etiquetas electrónicas para garantizar su calidad

  • Written by Aduananews

Un sistema desarrollado por el Instituto de Ingeniería Rural del INTA Castelar permite monitorear todo el proceso productivo: desde la colmena hasta el tambor de exportación.En los últimos años, el concepto de calidad evolucionó y el consumidor espera que el producto que va a adquirir no ponga en riesgo su salud y posea determinadas cualidades nutricionales y sensoriales. Si no alcanza el nivel esperado, lo rechaza.

Este es un sistema que permite tener una gestión integral en el proceso productivo de la miel a fin de garantizar su calidad y procedencia.

Andrés Moltoni, investigador del Laboratorio de Electrónica del IIR, destacó la importancia del uso de “códigos de barras” y los señaló como “un instrumento sencillo que permite una rápida identificación del producto”. “La trazabilidad electrónica es una herramienta que permite cumplir con las expectativas de los consumidores al asegurar la calidad y seguridad del producto, desde el nacimiento hasta el final de la cadena de comercialización”, explicó Moltoni.

Con la implementación de etiquetas electrónicas se puede registrar e identificar los lotes de miel para luego realizar un seguimiento desde los cuadros, alzas y colmenas hasta los tambores de exportación.

De este modo, ante cualquier inconveniente se puede detectar rápidamente su procedencia. Para Moltoni, este desarrollo resulta “fundamental” para garantizar la presencia de atributos de los alimentos que suelen ser sutiles o difíciles de detectar para los consumidores, lo que aumenta la competitividad, el valor agregado y el posicionamiento de los productos en los mercados internacionales. “

En el caso de la miel, su deterioro está signado por las inclemencias del tiempo y el contacto directo con los insectos. De allí la importancia de desarrollar un sistema electrónico que pueda ser leído por radio frecuencia (sin la necesidad de una conexión a Internet), apto para ser utilizado en la intemperie y que, además, pueda ser reutilizable”, expresó el técnico del INTA.