viernes 19 de enero de 2018
Edición Nº 262 - Aduananews.com - Número de Registro DNDA: 5107675 - Copyright 2001 Aduananews.com / Aduananews.com.ar - Todos los derechos reservados
Edición Nº 262 - Aduananews.com - Número de Registro DNDA: 5107675 - Copyright 2001 Aduananews.com / Aduananews.com.ar - Todos los derechos reservados

Devolución del Factor de Convergencia de importación

  • Written by Dra.Adriana Lipani

Mediante el dictado del Decreto 803/01 (B.O. 19/06/2001) y según surge de sus propios considerandos, el Estado Nacional implementó un “esquema transitorio de beneficio a las exportaciones” al que denominó Factor de Convergencia. 

Tal esquema constituiría una obligación para los importadores de ingresar simultáneamente a la nacionalización de bienes, un importe que fijaría diariamente el Banco Central calculado sobre el valor CIF de las importaciones. La Administración Federal de Ingresos Públicos sería la encargada de su percepción por parte de los importadores y de la liquidación y pago a los exportadores.

Sin embargo, con fecha 29/01/02 se dictó el Decreto 191/02 por medio del cual, y por entenderlo incompatible con el nuevo marco de política económica diseñada por el Gobierno Nacional, se dispuso derogar el Decreto 803/01 y sus modificaciones.

Ahora bien, sin perjuicio de ello, muchos importadores se avinieron a solicitar por ante la Dirección General de Aduanas, mediante el procedimiento de devolución de importes indebidamente percibidos por el Fisco (arts. 809 y sgtes. del C.A.), la devolución de dichos conceptos, atento considerar dicho instituto de naturaleza tributaria y por ende inconstitucional, en razón de haber sido creado mediante decreto del poder ejecutivo.

Y así fue entendido por nuestro más alto tribunal de justicia, en el fallo “Jurado Golf  S.A. c/EN-DGA-Resol. 433/07 (ADEZ) s/Dirección General de Aduanas” (J. 118. XLVI., del 1 de noviembre de 2011), donde se concluyó que el mentado Factor de Convergencia constituía una “contribución” en los términos de los arts. 4 y 17 de nuestra Constitución Nacional, de inocultable “naturaleza tributaria” y por ende, tratándose de un verdadero tributo, creado por fuera de los mecanismos legales que estable nuestra carta magna, declarando su inconstitucionalidad y ordenando a la D.G.A. su inmediata devolución.

Con posterioridad, el superior tribunal se expidió respecto a la “forma” de devolución de dicho concepto a los importadores mediante las consideraciones efectuadas en la causa Biotay S.A.c/EN-DGA- resol. 1529/08 178/09 s/Dirección General de Aduanas” (B. 198. XLVIII. del 4 de junio de 2013), donde interpretó que respecto a las obligaciones de fecha posterior al 1/4/91 y anterior al 31/12/01 quedaban consolidadas en los términos de las leyes 25.344 y 25.725, indicando que por tratarse de obligaciones contraídas originariamente en moneda extranjera se encontraban alcanzadas por el art. 8º del Decreto 214/02, correspondiendo en consecuencia su conversión a pesos (u$s 1 = $ 1).

Y con relación a aquellas posteriores al 31/12/01 o las que resulten excluidas de la consolidación en razón del monto (Decreto 2140/91 y modif.), el importe respectivo deberá transformarse a pesos, a la paridad de un dólar igual a un peso y se aplicará el “coeficiente de estabilización de referencia” (CER).

Last modified onDomingo, 29 Junio 2014 23:05