WFZO Summit BA 2019: la experiencia uruguaya, un modelo a imitar en Argentina

Juan Opertti, Director de la Cámara de Zonas Francas de Uruguay, expone en la Usina del Arte, miércoles 10 de abril de 2019. Foto: Aduana News

El segundo día del WORLD FZO SUMMIT Buenos Aires 2019 dejó importantes conclusiones sobre el valor de las zonas francas para Argentina y sus vecinos en particular. La experiencia uruguaya, en la voz de Diego Licio -de Auditora Grant Thomton -y de Juan Opertti- el Director de la Cámara de Zonas Francas- ambos de Uruguay, nos sirve de complemento. Por su valor, volcamos a continuación sus testimonios.

La seguridad jurídica de las zonas fráncas

Diego Licio, de Grant Thomton Uruguay, explicó que para potenciar el régimen de zonas francas entre Argentina y Uruguay se deben acordar políticas más macro que esas zonas. Por ejemplo, en el Mercosur firmar acuerdos de libre comercio con otros países. En realidad, a esta altura, hay algunos países a los cuales les conviene más tratar directamente con China y otros países relevantes, que mantenerse en el Mercosur cuando ningún miembro está comerciando tanto entre sí.

Para que las zonas francas de Argentina se potencien deberían tener entrada y salida de mercaderías, prestar servicios y actividades fabriles. Especialmente, debería tener un sistema que dé garantías a los usuarios de que el régimen no va a cambiar. En Uruguay se generó una herramienta con la propia ley que establece que el Estado se hace garante de los daños y perjuicios que el usuario pudiera tener en caso de que se cambien las reglas de juego. Esto es  seguridad jurídica garantizada por el Estado. Luego, ambos Estados deberían hacer políticas de complementación para que las aduanas sean más ágiles y eficientes, sobre todo en e-commerce, que es lo que está creciendo en todo el mundo a dos dígitos, y así poder comerciar bilateralmente más.

LICIO

La incidencia de las zonas francas en la generación de empleo

A su vez, Juan Opertti, Director de la Cámara de Zonas Francas de Uruguay (Czfuy) y de la Consultora Hemistion, expresó: “Creo que Argentina tiene una oportunidad para el desarrollo inclusivo y sostenible a través de las zonas francas, porque son el lugar natural por donde están llegando las inversiones extranjeras en múltiples rubros, ya sea la tecnología de la información, la industria farmacéutica, autopartes, petróleo, metalmecánica, centros compartidos, esto es, la centralización de operaciones administrativas para la región. Además, las zonas francas son enclaves  aduaneros en los cuales las inversiones internacionales prueban a los países. Si les va bien en la zona franca, en general, comienzan a desarrollar actividades fuera de la misma. Por otro lado, los inversores en las zonas francas piensan que estas están exentas de impuestos, es cierto, pero los desarrollos tecnológicos e inversiones irradian al exterior empleo e impuestos indirectos, ya que el empleo que se genera en la zona franca es mejor capacitado y remunerado que aquel que se genera fuera de la zona franca por la incorporación de tecnologías disruptivas. Por ejemplo, una tendencia son los gastos logísticos para el e-commerce especialmente transfronterizos. Operaciones centralizadas en la región a través de Amazon o similares, concentrarían operaciones en tránsito para distribuir en la región. Son centros logísticos con altísima tecnología (relacionados a data center, tecnología de la información, call center, contact center) que emplean a personal calificado cuyos salarios suelen ser mayores que la media.

ADUANA-9

Estos empleados aportan a la seguridad social, incorporan confort. Por lo tanto, las zonas francas son importantes para la inversión extranjera directa que luego sin duda irradia hacia el territorio no franco. Uruguay tiene 11 zonas francas que representan el 5% del PBI, la edad promedia de los empleados  es menor a 29 años, la remuneración promedio es tres mil dólares y ya son alrededor de 15 mil personas trabajando en empresas de zona francas, pero lo que irradia la zona franca impacta en más de 60 mil empleos y la exportación desde la zona franca es superior a los 4 mil millones de dólares. Por lo tanto, las zonas francas para el Uruguay son, sin duda, un activo estratégico para el país.” 

2

Ambos expositores brindaron su valioso aporte en el marco de la Usina del Arte, en ocasión de las jornadas organizadas por la oficina regional de América Latina de la Organización Mundial de Zonas Francas (WFZO) que se llevaron a cabo los días 9 y 10 de abril. A través de estos encuentros quedó demostrada la importancia de las zonas francas en el desarrollo de los países que las adoptan para fomentar la inversión y la generación de empleo calificado en un mundo tecnológico en continua expansión.

 


Argentina Uruguay WFZO Summit BA 2019 Juan Opertti Diego Licio