ONU: Espinosa promueve el multilateralismo frente al nacionalismo extremo

María Fernanda Espinosa, presidenta de la Asamblea de las Naciones Unidas, en la sesión académica del Consejo Argentina de Relaciones Internacionales (CARI) Foto: Aduana News

La presidenta de la Asamblea General de la ONU,  María Fernanda Espinosa, defendió este jueves (21.3.2019) el multilaralismo y, en particular, el sistema de Naciones Unidas, frente a los discursos que promueven el "nacionalismo extremo" y el "aislacionismo", en clara alusión a la nueva política internacional estadounidense o nacionalismo extremo como el de Venezuela o el Reino Unido del Brexit.

"Vivimos un mundo cada vez más polarizado, enfrentamos múltiples crisis que van desde el cambio climático hasta el terrorismo y pienso que frente a eso es indispensable retomar la agenda multilateral con un compromiso renovado", dijo Espinosa. Al disertar este jueves ante los miembros del Centro Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), la diplomática sostuvo que "las Naciones Unidas constituyen el centro mismo del multilateralismo y de una visión que responde a las esperanzas y aspiraciones de todos los pueblos de un mundo más próspero y pacífico".

Espinosa, quien preside la Asamblea General de la ONU desde septiembre de 2018, advirtió que el actual es un "mundo de paradojas", en el que la globalización ha traído "avances significativos", pero, al mismo tiempo, se verifica una profundización de las desigualdades entre los países y al interior de ellos. "Millones de personas han quedado fuera de los beneficios de la globalización y se sienten inseguras sobre su futuro", observó.

La diplomática indicó que la "promesa de la globalización ha estrechado los lazos entre los países, pero también ha dejado a una importante parte de la población fuera de los beneficios" de la misma. "Esta desconexión entre las expectativas y las respuestas institucionales y políticas crea una desconfianza en los sistemas nacionales e internacionales", señaló la excanciller, de visita en Buenos Aires para participar en la segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre cooperación Sur-Sur (PABA + 40), que concluirá este viernes en Buenos Aires.

Según Espinosa, esta desconfianza y el temor al futuro "se reflejan en el aumento de las voces que piden un retorno al unilateralismo, que promueven el nacionalismo extremo y el aislacionismo". Advirtió que se trata de un discurso que está "pegando y está entrando en la conciencia y en el espíritu de muchos sectores de la sociedad". "Sin embargo, sabemos que ningún país, sin importar su tamaño, sus recursos económicos o su poder militar, puede enfrentar por sí mismo, por ejemplo, los devastadores efectos del cambios climático, el terrorismo o el problema mundial de las drogas", afirmó.

Espinosa sostuvo que el sistema multilateral de Naciones Unidas no ha fallado y que sus mecanismos siguen siendo los "más idóneos" para enfrentar los retos mundiales, con "logros innegables y extraordinarios". A pesar de ello, admitió que las Naciones "generan escepticismo" y dijo que la organización debe hacer una "renovación de la narrativa del multilateralismo" para fortalecer el apoyo a la ONU, trabajar por los más vulnerables y renovar su funcionamiento y sus estructuras. Insistió que ante las voces que afirman que el sistema multilateral no sirve y que son mejores las respuestas unilaterales y nacionalistas, "hay que defender firmemente el multilateralismo como la única forma de resolver los desafíos globales".

"Esta puesta en cuestión del multilateralismo, esta falta de fe y descreimiento, este resurgimiento de los nacionalismos extremos, son una gran oportunidad para decir lo que hemos hecho bien, para pensar en lo que no hemos hecho tan bien y para repensarnos y reinventarnos", sostuvo.


CARI Multilateralismo Cooperación Sur-Sur Organización de Naciones Unidas María Fernanda Espinosa