OMC vuelve a fallar contra la UE en el conflicto Airbus-Boeing

La OMC concluyó, entre otros puntos, que la UE no ha conseguido demostrar que se haya logrado la retirada de subsidios por parte de los cuatro países al A380, o similares ayudas de los gobiernos alemán y británico al A350 XWB.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) volvió este lunes (02.12.2019) a fallar contra la Unión Europea en el actual contencioso entre Airbus y Boeing, dos meses después de haber autorizado a EEUU a aplicar contramedidas contra los Veintiocho por valor de 7.500 millones de dólares en este mismo conflicto comercial.

Pese a las reclamaciones europeas, la OMC determinó que la UE y cuatro de sus miembros -Francia, Alemania, España y Reino Unido- siguen sin cumplir los requerimientos establecidos por la organización cuando determinó que había subvencionó ilegalmente a Airbus y debía retirar tales ayudas.

El nuevo veredicto de la OMC abre la puerta a que Estados Unidos mantenga sus contramedidas, que afectan sobre todo a exportaciones procedentes de España y de los otros tres países más implicados en el contencioso.

La UE defendió hoy que ha tomado 18 medidas para enmendar sus sistemas de ayuda financiera y créditos al desarrollo de dos modelos de Airbus (el A380 y el A350 XWB) para así cumplir las reglas de la OMC, lo que habría tenido como resultado la retirada de los subsidios o el fin de sus resultados adversos.

Sin embargo, la OMC concluyó, entre otros puntos, que la UE no ha conseguido demostrar que se haya logrado la retirada de subsidios por parte de los cuatro países al A380, o similares ayudas de los gobiernos alemán y británico al A350 XWB.

Desde el 18 de octubre el contencioso se ha traducido en aranceles estadounidenses por valor de 7.500 millones de dólares a bienes principalmente procedentes de España, Alemania, Francia y el Reino Unido.

Entre los productos cuyas exportaciones a EEUU se han visto más afectadas destacan queso fresco, aceitunas y aceite de oliva español, vino y quesos franceses, café, galletas y gofres alemanes, o whisky y dulces británicos.

La cantidad de 7.500 millones de dólares se calculó con arreglo al prejuicio económico que se considera sufrió Boeing por las ayudas europeas a Airbus en relación con cinco campañas de venta de aviones que la fabricante europea ganó entre 2011 y 2013 en distintos mercados.

El contencioso en el sector aéreo ha enfrentado a Estados Unidos y la Unión Europea durante 15 años, y aún continúa en el seno de la OMC, que el próximo año debería pronunciarse en otro contencioso paralelo en el que la UE solicitó aplicar sanciones comerciales contra EEUU por sus subsidios a Boeing. 


EEUU OMC Unión Europea