Publican nuevas guías para implementación de programas OEA y ARM

Bandera de la Organización Mundial de Aduanas Foto: WCO

La Organización Mundial de Aduanas (OMA) publicó nuevas Guías referidas al Validador de Aduanas del Operador Económico Autorizado (OEA) y a la Estrategia para Acuerdos de Reconocimiento Mutuo complementarios (ARM).

Se trata de dos documentos claves que proporcionan orientación detallada y apoyo para la implementación de los programas de OEA y los ARM de manera complementaria más efectiva y armonizada a nivel mundial, dice el comunicado.

Validador de Aduanas del OEA

La Guía del Validador de Aduanas del AEO está destinada principalmente a generar capacidades en las administraciones aduaneras con respecto al proceso de la validación de Operador Económico utorizado, en particular, de las disposiciones relacionadas con la seguridad y las políticas de gestión.

También, el material puede ser utilidad al sector privado para comprender mejor y prepararse para la validación de OEA, contribuyendo así a una mayor transparencia y previsibilidad en el proceso de certificación OEA, lo que lleva a una mayor confianza entre las aduanas y los operadores económicos.

Esta Guía tiene, además, el propósito de contribuir co la armonización de los programas OEA en todo el mundo, facilitando la negociación de los ARM.

Estrategia para ARM

Mientras, la Guía de Estrategia para ARM tiene como objetivo ayudar a la implementación de los mismos.

El documento adopta un enfoque estratégico integral, estableciendo una visión clara y una hoja de ruta con un conjunto de actividades que deben emprenderse para alcanzar los objetivos predefinidos en términos de planificación, negociación e implementación de ARM con las administraciones de Aduanas asociadas.

Además, se establecen habilitadores claves que se requieren para la negociación e implementación exitosas de los MRA, e incluye ejemplos de trabajo y mejores prácticas.

Asimismo, se recomienda un enfoque regional o plurilateral para los ARM como el camino a seguir. Este enfoque podría reducir o incluso eliminar la necesidad de negociar e implementar ARM bilaterales y los costos administrativos asociados requeridos en dicho proceso.