La modernización de la aduana ante el cambio de gobierno

La Aduana, organismo encargado de la aplicación de la legislación relativa a la importación y exportación de mercaderías, y el control del tráfico

<

p style="text-align: justify;">El comercio exterior evoluciona con la globalización e interacción de las naciones. Así también,  por efecto de los tipos de mercaderías que resultan estar presentes en el mercado y que una década atrás no se manifestaban en el escenario de la compraventa internacional. De hecho, muchas de estas mercancías no encuentran aún un lugar en las partidas arancelarias. También los métodos de comercialización, los actores y hasta los medios de transporte de una mercancía están generando modificaciones sustanciales.

Todo ese proceso activo de transformación moviliza a las aduanas que deben acompañar estos cambios y encaminarse hacia una moderna y eficiente administración de control y facilitación.

La Aduana argentina, como sus pares de Latinoamérica, es miembro de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), organismo internacional intergubernamental independiente cuya misión es, justamente, incrementar la eficiencia de las administraciones de aduanas, contribuyendo al bienestar económico y a la protección social de sus miembros, favoreciendo un entorno aduanero transparente y previsible.

Cada una de las aduanas viene realizando trabajos intensos sobre las premisas  determinadas en la materia por la OMA. A partir de la integración, digitalización e informatización fue avanzando en decisiones que imponen un trabajo alineado entre aduanas, con el deber de sostenerse en el tiempo, sin perjuicio de quien ocupe el sillón de Rivadavia.

Así, consideramos que la Aduana debe ser tratada como un organismo de vital importancia, dentro de un marco de política orientada a acompañar el progreso del comercio internacional, bajo los claros lineamientos que la OMA, desde su nacimiento, viene transmitiendo: “eficiencia”, “modernización”, “transparencia” y “previsibilidad”.

La necesidad de este organismo de control radica en sus objetivos que no finalizan en la mera recaudación fiscal, sino en la protección del comercio lícito mediante un accionar que contribuya a su crecimiento. Así podrá resguardar a la nación ante males actuales tales como el narcotráfico, el terrorismo, etc.

En este sentido, la dirección de este organismo no debería modificarse por el mero cambio de un gobierno, sino tener un esquema autónomo en el cumplimiento de sus objetivos. De ahí la importancia de quien conduzca el timón de este órgano de control y que claramente no debería responder a un mandato político ajeno a la idoneidad, cualidad que resulta tan necesaria para el alcance de todos sus propósitos.

Quien vele los objetivos propios de una aduana eficiente, debe poseer una preparación técnica y profesional en miras a proporcionar riqueza de conocimiento y de capacitación en el progreso constante del comercio internacional.

Como el puente de un buque que transporta cientos de contenedores y su capitán es alguien profesional en la navegación, de igual forma, la aduana debe ser timoneada por un profesional en la materia. 

En los últimos años, se tomaron medidas de importancia en torno a los objetivos de una aduana  moderna. Algunas de las acciones se detallan:

La informatización de las comunicaciones, a través de la implementación del Sistema de Comunicación y Notificación Electrónica Aduanera (SICNEA), cuyas características técnicas, procedimientos y funcionalidad se consignan para agilizar los emplazamientos entre la propia aduana y los sujetos que operan. ( Resolución General AFIP 3474/2013).

La modernización de controles en zona primaria, mediante el plan de digitalización de los depósitos y terminales, para la mejor y mayor calidad operacional aduanera, incorporando elementos de control no invasivos y eficaces, mediante exigencias de sistemas informáticos y digitales (Resolución General AFIP 3871/2016).

La organización y establecimiento del régimen de Ventanilla Única de Comercio Exterior Argentino (VUCEA) por el cual se administran los trámites vinculados a las declaraciones, permisos, certificaciones, licencias y demás autorizaciones y gestiones necesarias para realizar las operaciones de importación, exportación y tránsito de todo tipo de mercancías (Decreto 1079/2016).

EL Programa Operador Económico Autorizado (OEA) se a creado siguiendo las normas de la Organización Mundial de Aduanas. Este programa á destinado a todos los operadores de comercio exterior o integrantes de la cadena de suministro internacional que cumplan con las obligaciones aduaneras, impositivas y de los recursos de la seguridad social y que cuenten con un sistema de capacitación e implementación de medidas de seguridad de las mercaderías e integridad de la cadena logística (Resolución General AFIP 4150/2017).

La digitalización de las destinaciones de exportación mediante el plan piloto que incluye el legajo de la declaración aduanera en aquellas destinaciones definitivas de exportación para consumo (EC01) registradas en el Sistema Informático MALVINA (SIM) ante la Dirección Aduana de Ezeiza. (Resolución General conjunta 4606/2019).

Todas estas medidas tienden a armonizar los lineamientos de la OMA, dentro de su marco normativo SAFE, para asegurar y facilitar el comercio global. Lo mismo han realizado las aduanas de México, Chile, Uruguay, Brasil, Panamá, entre otras de la región y el resto del mundo.

Lo mencionado nos lleva a la conclusión de que al frente de la aduana debería estar  alguien que reúna requisitos que acrediten amplio conocimiento en la materia aduanera. Una posibilidad sería que sea propuesto por el Poder Ejecutivo Nacional y aprobado por el Congreso. ¿Por qué no previo concurso?

Asimismo, a la par del Director, sería constructiva la presencia de un Consejo que reúna a los representantes de los sectores del Comercio Exterior, importadores, exportadores, despachantes de aduanas, agentes de transportes aduaneros, puertos, abogados aduaneros y permisionarios.

Este Consejo tendría la función de facilitar a la Dirección Aduanera de las necesidades para un comercio internacional ágil, proponiendo procesos y marcos normativos a los efectos de una mejor  implementación de los objetivos.

Hay organismos vitales para el progreso de una nación; uno de ellos es la aduana. En miras a su modernización  debe evolucionar con independencia del gobierno que pudiera estar de turno.

Esto posibilitará un servicio aduanero capacitado, eficaz, transparente, alineado a las directrices de la OMA y en consonancia con el desarrollo del comercio exterior, una de las claves de la economía actual.

La idoneidad y seriedad son pilares fundamentales para el éxito. La Aduana debe abrazarlos y mantenerlos en el tiempo, aun por encima del cambio de gobierno.

Por: Dr. Guillermo Felipe Coronel, especialista en Derecho Aduanero y Director de Aduana News

 

 


Guillermo Felipe Coronel modernización de la Aduana