Azevêdo aboga por comercio flexible ante escenarios cambiantes

El Director General de la OMC Roberto Azevêdo en la sesión plenaria inaugural del Foro Público de 2019 celebrada el 8 de octubre. Foto: OMC

El director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Roberto Azevedo, abogó este martes (08.10.2019) a favor de un comercio capaz de adaptarse a un mundo en rápida evolución.
 
En el discurso pronunciado en la sesión plenaria inaugural del Foro Público de ese organismo, el funcionario estimó que el evento buscará responder interrogantes tales como la capacidad de reacción que debe tener el sistema comercial ante un panorama cambiante y los cambios políticos e institucionales que podrían adoptar las naciones.

A su juicio, el actual desafío es la adaptación a la Cuarta Revolución Industrial.

Las nuevas tecnologías tienen el potencial de expandir las capacidades humanas y permitir una prosperidad inclusiva. O podrían alimentar el desempleo, la desigualdad y los años de inestabilidad y disturbios, dijo.

Nuestras discusiones en curso sobre la reforma de la OMC son parte de esta cuestión, estimó, y ofrecen a los miembros la oportunidad de definir cooperativamente reglas de suma importancia para la economía del siglo XXI.

Al Foro Público de la OMC, al que Azevedo atribuye el poder de ayudar en la reforma del organismo, se inscribieron tres mil 200 personas.

La cita, que inició hoy y culmina el viernes, tendrá 140 sesiones, reveló el directivo.
La OMC, asociación que reúne a 164 integrantes y que fuese considerada como la reforma más drástica del sistema global de intercambios desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, se plantea serios retos de cara al futuro.

Con el incremento del proteccionismo comercial por parte de Estados Unidos que estableció la introducción o incremento de aranceles aduaneros para la importación de artículos procedentes de decenas de países, las fricciones en este ámbito no han dejado de crecer.

Según la OMC, entre octubre de 2017 e igual mes de 2018, entre los países miembros de la entidad se adoptaron 137 nuevas medidas comerciales restrictivas que equivalen a 588 mil 300 millones de dólares y supera en siete veces la cifra registrada un año atrás.

Esto, sumado al descrédito que sufre el organismo internacional debido a los impedimentos de Estados Unidos para nombrar a nuevos miembros para el Órgano de Apelación de esa instancia, ha motivado a algunas organizaciones y países a solicitar un cambio profundo de la estructura.
El director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Roberto Azevedo, abogó este martes (08.10.2019) a favor de un comercio capaz de adaptarse a un mundo en rápida evolución.
 
En el discurso pronunciado en la sesión plenaria inaugural del Foro Público de ese organismo, el funcionario estimó que el evento buscará responder interrogantes tales como la capacidad de reacción que debe tener el sistema comercial ante un panorama cambiante y los cambios políticos e institucionales que podrían adoptar las naciones.

A su juicio, el actual desafío es la adaptación a la Cuarta Revolución Industrial.

Las nuevas tecnologías tienen el potencial de expandir las capacidades humanas y permitir una prosperidad inclusiva. O podrían alimentar el desempleo, la desigualdad y los años de inestabilidad y disturbios, dijo.

Nuestras discusiones en curso sobre la reforma de la OMC son parte de esta cuestión, estimó, y ofrecen a los miembros la oportunidad de definir cooperativamente reglas de suma importancia para la economía del siglo XXI.

Al Foro Público de la OMC, al que Azevedo atribuye el poder de ayudar en la reforma del organismo, se inscribieron tres mil 200 personas.

La cita, que inició hoy y culmina el viernes, tendrá 140 sesiones, reveló el directivo.
La OMC, asociación que reúne a 164 integrantes y que fuese considerada como la reforma más drástica del sistema global de intercambios desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, se plantea serios retos de cara al futuro.

Con el incremento del proteccionismo comercial por parte de Estados Unidos que estableció la introducción o incremento de aranceles aduaneros para la importación de artículos procedentes de decenas de países, las fricciones en este ámbito no han dejado de crecer.

Según la OMC, entre octubre de 2017 e igual mes de 2018, entre los países miembros de la entidad se adoptaron 137 nuevas medidas comerciales restrictivas que equivalen a 588 mil 300 millones de dólares y supera en siete veces la cifra registrada un año atrás.

Esto, sumado al descrédito que sufre el organismo internacional debido a los impedimentos de Estados Unidos para nombrar a nuevos miembros para el Órgano de Apelación de esa instancia, ha motivado a algunas organizaciones y países a solicitar un cambio profundo de la estructura.


OMC Roberto Azevedo