Argentina baja el déficit fiscal al 1,1 % del PIB en septiembre

La depreciación del peso argentino desde comienzos de mayo llevó a que creciera un 66,5% el pago de intereses.

Argentina redujo su déficit fiscal primario un 47 % en los primeros nueve meses de 2018, y lo sitúa en el 1,1 % del producto Interior Bruto (PIB), anunció este lunes (22-10-2018) el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien indicó que el Gobierno trabaja para retomar "la senda del crecimiento".

En concreto, el déficit tras el tercer trimestre del año alcanzó los 153.315 millones de pesos (4.210 millones de dólares), dato que Dujovne celebró en una conferencia de prensa en la que dijo que la intención del Ejecutivo es recuperar el camino de crecimiento económico que se produjo hasta el primer trimestre de 2018, antes de que comenzase la crisis que atraviesa Argentina.

Dujovne destacó que, durante los nueve meses iniciales del año pasado, el déficit primario había sido del 2,1 % del PIB, para pasar en esta ocasión al 1,1 % que anunció.

Según el ministro de Hacienda, Argentina tuvo un "sobrecumplimiento" del 0,6 % respecto a la meta estipulada del déficit primario fiscal para los primeros nueve meses (1,9 %).

Debido a la coyuntura, y tras las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para ampliar de 50.000 a 57.000 millones de dólares el crédito que la entidad dará al país, el Ejecutivo cambió su meta original de déficit para 2019 del 3,2 % al 0 %, objetivo al que Dujovne se refiere como "equilibrio primario en el presupuesto".

Argentina sufre una inflación del 40,5 % interanual, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y su moneda se ha devaluado con fuerza, motivos por los cuales el Gobierno acudió al Fondo


Argentina déficit fiscal